Trucos para aprender cómo ahorrar en la factura de la luz

La factura de la luz ha subido un 71% en la última década. Hablando en euros, el hogar medio pagaba 360 euros en 2003, y actualmente desembolsa alrededor de los 615 euros. Ante esta situación, vamos a intentar darte algunas claves que te permitan ahorrar, conscientes de los quebraderos de cabeza que supone cada subida a las familias españolas. Comenzaremos con algunas alternativas al servicio contratado y después detallaremos sencillas acciones que pueden aliviar la economía familiar.

Factura luz

SERVICIOS ALTERNATIVOS

Lejos de entrar en la complejidad que supone tratar de adaptarnos a las nuevas leyes en materia energética, te exponemos dos tipos de servicios alternativos a los más comunes que podrían ser de tu interés.

Una primera opción podría ser la tarifa con discriminación horaria. En las tarifas habituales, pagamos un precio fijo de la luz independientemente del momento del día. Con este modelo, el precio se reduce durante el horario valle (de 22 a 12h en invierno y de 23 a 13h en verano) y es más caro durante la hora punta. ¿A quién recomendamos esta variante? A aquellas personas que sean capaces de trasladar el mayor volumen de consumo eléctrico al horario valle y reducir drásticamente el uso de la luz en horas punta. En definitiva, si tu ritmo de vida familiar te permite poner el lavavajillas, la lavadora o el horno por la noche, la tarifa con discriminación horaria podría ser la solución para ahorrar en esta partida.

Tarifa discriminacion horaria

La segunda opción es más drástica y está destinada a aquellos que rechazáis el sistema eléctrico actual y estáis deseando encontrar una alternativa que escape del oligopolio actual. Nos referimos al autoconsumo, tendencia que está en alza a pesar de los cambios legislativos que tratan de frenar este método de conseguir energía. Mediante la instalación de un kit solar de inyección cero (el sistema sólo genera electricidad si hay consumo en casa) podemos cubrir un tercio de la luz durante el día. Si combinamos este método con la contratación de la tarifa anterior para aprovechar el horario valle nocturno,  podrás ahorrar una buena cantidad de energía que se traducirá en una reducción de la factura. Antes de lanzarte a contratar este servicio, debemos aclararte que no todo el mundo puede acogerse al mismo. Es más adecuado para personas que residen en viviendas unifamiliares con terrazas donde colocar las placas orientadas al sur. Si vives en una comunidad de vecinos tendréis que poneros de acuerdo para llevar a cabo la obra, por lo que es más dificultoso.

Autoconsumo electrico

En cualquier caso, las alternativas anteriormente mencionadas sólo benefician a un pequeño porcentaje de la población. Probablemente, tengas que aprender a lidiar con las tarifas de luz comunes, por lo que debemos centrarnos en ahorrar día a día. A continuación citamos una serie de consejos aplicables en la vida cotidiana que reducirán tu factura y fomentarán un consumo más responsable.

TRUCOS PARA REDUCIR EL CONSUMO DE LUZ

Podrás encontrar algunos consejos para evitar un uso inadecuado de la luz durante las tareas cotidianas del hogar. Te sorprenderás de las consecuencias que pueden tener algunos sencillos gestos en tu bolsillo. !Comencémos!

Cuidado con los electrodomésticos

Más de la mitad del consumo eléctrico se pierde en nuestros electrodomésticos según el informe de IDAE que puedes consultar aquí. Optimiza el uso de tus equipos domésticos a través de los siguientes consejos.

Si vas a renovar tu equipamiento…

Si tienes que cambiar algún electrodoméstico en casa no sólo debes fijarte en el precio, ya que puedes ahorrar a largo plazo si eliges un equipo que presente el etiquetado A Plus. Durante la vida útil del mismo, ahorrarás energía y reducirás la emisión de CO2 a la atmósfera. Es especialmente importante tener esto en cuenta a la hora de comprar otros productos de alto consumo como podrían ser un horno, un termo eléctrico para calentar el agua, un lavadora o un aire acondicionado, que son los que más frecuentemente utilizamos.

Por ejemplo, optar por una nevera eficiente A+++ nos permitirá consumir un 80% menos de energía que si elegimos un modelo de clase D. Esto es especialmente importante ya que el frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume, llegando a un 30%.

Frigorifico aplus

En definitiva, tienes que ver la compra de electrodomésticos como una inversión, donde un mayor desembolso inicial se traduzca en ahorro con el paso del tiempo.

Racionaliza el uso

Si no lo utilizas, desenchúfalo. Este debería ser tu lema para los electrodomésticos, ya que la luz del piloto apagado está consumiendo energía, así como la hora (¿Para qué sirve que el dvd nos diga qué hora es?) o cualquier sonido prescindible. Para facilitar la desconexión, sírvete de regletas con interruptor que te permitan cortar la corriente con un simple botón.

Evita los aparatos inalámbricos. Necesitan que los cargues habitualmente durante un elevado periodo de tiempo y en cuanto te has despistado, ya están demandando una nueva carga. Una vez están cargados desconéctalos, ya que sino seguirán consumiendo tu energía. ¡Dejar tu smartphone cargando toda la noche te está costando dinero!

Standby

Anula el stand-by de tus equipos electrónicos, pues siguen consumiendo energía…asegúrate de apagar los equipos totalmente antes de irte a dormir. Entre un 5 y un 20% del consumo energético de una casa se pierde con el famoso stand-by. Lo dicho: si no lo utilizas, desenchúfalo.

Revisa que tu frigorífico cumpla las siguientes recomendaciones de uso:

  • Está situado lejos de la vitro o similares y no le impacta la luz solar de forma directa.
  • Su parte trasera está separada de la pared y la rejilla no contiene polvo, permitiendo una adecuada ventilación.
  • Sólo hay alimentos que vamos a utilizar a corto plazo y que requieren estar refrigerados.
  • La puerta siempre está cerrada y se abre el mínimo de veces que es necesario.
  • El congelador no acumula hielo.
  • La temperatura de la nevera está entorno a los 5º y la del congelador no supera los -18º.

En cuanto a la lavadora o el lavavajillas, elige siempre programas económicos, activándolos sólo cuando tenemos la carga completa. Ahorrarás luz y también agua. Si tienes que renovarlos, elige aquel tamaño que más adapte a tu familia, pues reducirás el gasto energético.

Controla la temperatura de tu hogar:

Respecto al uso del aire acondicionado o la calefacción, debemos actuar con cabeza. Es decir, no fueron inventados para estar tapados con la manta en verano o estar de manga corta en invierno. Su finalidad es suavizar las temperaturas, pero no extremarlas. Por ello, especialmente en época calurosa, hay que tratar de regular la temperatura entorno a los 24 grados. Y no programes tu sistema de frío en 20 grados, pues no va a enfriar la estancia más rápido ni es recomendable para la salud. Si queréis tener un mayor control sobre la temperatura, es necesario tener en cuenta las ventanas. Sino tenéis ventanas de doble cristal, un 25-30% del consumo de calor o frío se está “fugando” de vuestro hogar. Por último, si vas a salir en 45 minutos, apaga el aire acondicionado ya pues con el aire residual será más que suficiente para aguantar durante ese rato.

Aireacondicionado

En cuanto a los radiadores o sistemas de aire acondicionado, no bloquees las salidas con ropa o cualquier otro objeto, pues estarán generando una energía que no se verá materializada en el bienestar deseado. Si quieres ahorrar, deja vía libre para el frío o el calor.

Si vas a elegir un piso de alquiler o estás pensando en comprarte una casa, debes tener en cuenta que la calefacción eléctrica supone un gran gasto y es un hecho muy importante, por el cual deberías descartar o no un piso para vivir ya que los costes mensuales te saldrán mucho más caros. Trata de optar por pisos con sistemas de calefacción central que vayan incluidos el coste de la calefacción en la comunidad o si esto no resulta posible, piensa en la opción de calefacción a gas, ya que resulta más económica que la calefacción eléctrica o los también llamados radiadores de calor azul.
En caso de que no tengas más alternativa, apuesta por adquirir unos radiadores que aporten calor al hogar pero minimicen el consumo. Si estás pensando en reformar la casa, dado que se trata de un piso viejo, quizás te interese entremezclar el suelo radiante con los radiadores eléctricos aportando así más confort a la casa.  El aprovechamiento térmico del suelo radiante suele ser mayor al proporcionado por los radiadores convencionales, además siempre podrás completarlo con alguna bomba de calor inverter en el aire acondicionado, estufas o como decíamos antes, a través de radiadores.

Cambia las bombillas:

Si optas por bombillas LED o de bajo consumo podrás reducir el uso de energía. Como cambiarlas todas de vez es un engorro, te recomendamos ir sustituyendo tus bombillas comunes por led conforme se vayan estropeando. Piensa primero en cambiar aquellas de las habitaciones en las que pasas más tiempo, como podría ser la cocina, el baño o el salón, porque verás más rápido descender tu consumo. Además, es muy importante que aproveches al máximo las horas de luz solar. Como puedes ver, es cuestión de cambiar malos hábitos.

Recordarte, que las casas pintadas en tonos claros como el blanco o similares, le aportan más amplitud y luminosidad a las estancias. A su vez, utiliza cortinas que protejan del exterior térmicamente, pero que en la medida de lo posible dejen pasar adecuadamente la luz, para aprovechar mejor la luz solar y no tener que encender la luz cuando comienza a anochecer.

bombillasled

El agua…fría:

Acostúmbrate a utilizar el agua fría para fregar o lavar la ropa. Y si eres de los valientes, ducharte con agua fría o templada reducirá tu consumo energético. Obviamente, utiliza el sentido común, habrá ocasiones en las que tengas que usar agua caliente de forma obligada.

Respecto a este tema, podemos añadir un programador en el termostato que permita fijar las franjas horarias en las que no es necesario que se caliente agua debido a que no va a ser utilizada. Pensemos en el agua caliente desperdiciada entre las 4 y las 6 de la mañana, horario en el que normalmente no nos duchamos. En este sentido, el aislamiento térmico al exterior es clave para que el esfuerzo que realice la caldera sea menor, y por lo tanto requiera menos energía. Por ello, cabe destacar la importancia de los cerramientos integrales del hogar para garantizar el ahorro energético.

Internet y el router:

¿Sabías que el router consume más energía que un ordenador portátil? Seguro que apagas tu ordenador al salir, pero dejas el módem con sus luces parpadeando. Y por la noche, más de lo mismo. Nuestro consejo es que lo desconectes de la corriente cuando no lo utilices.

modem

Para planchar…

A la hora de planchar, sólo tienes que emplear la misma lógica que hemos visto con el lavavajillas o la lavadora. Es recomendable que acumules una buena cantidad de ropa para plancharla durante una sesión. Ponerte un rato por la mañana, otro por la tarde y otro por la noche, conllevará enchufar y desenchufar la plancha en 6 ocasiones, con su correspondiente despilfarro energético.

Si te toca cocinar…

En caso de que cocines con vitrocerámica, te recomendamos que aproveches para cocinar varias cosas a la vez, ya que lo que más le cuesta a este electrodoméstico es alcanzar la temperatura idónea para cocinar. Además, asegúrate de que la medida de la olla o sartén es la adecuada para cada fuego. Una vez tenemos el punto óptimo, podemos cocinar varias cosas más rápido, lo que significa gastar menos electricidad. Por último, te sugerimos que apagues el fuego antes de que el alimento esté finalmente preparado, ya que aprovecharás el calor generado en la sartén y no será necesario tener la vitro encendida durante tanto tiempo.
Si estás usando el horno, procura abrirlo solamente las veces que sea estrictamente necesario, pues se escapa gran parte del calor concentrado. Y si es grande, trata de cocinar dos cosas al mismo tiempo. Eso sí, si realmente quieres ahorrar emplea el microondas o la olla a presión.
Vitrocerámica
Si estás pensando en renovar tu cocina, debes saber que las placas de inducción son el doble de rápidas que la vitrocerámica, por lo que ahorrarás tiempo y dinero. Eso sí, tendrás que pagar una cantidad extra por estas facilidades.

¿QUÉ COMPAÑÍA ELÉCTRICA ES LA MEJOR Y MÁS ECONÓMICA PARA AHORRAR EN LA FACTURA DE LA LUZ?

Todos estos consejos para ahorrar en la factura de la luz son de gran utilidad, incluso puedes completarlos utilizando aplicaciones como Precio de la luz o Boltio con el fin de controlar el consumo eléctrico en tiempo real. Pero, la recomendación más importante que te podemos hacer es que si estás dispuesto a reducir tu factura de la luz apuestes por contratar la electricidad con la compañía eléctrica Holaluz.com, una comercializadora española de luz para tu hogar o negocio que ofrece una atención especializada, energía 100% verde y muchas más facilidades para tramitar bajadas en la potencia o cambios de titular que las empresas tradicionales. Además tienen un código descuento por el cual te ahorrarás 5 euros al darte de alta como cliente. Consúltalo aquí

Estos son los consejos que te traemos con el fin de que ahorres en la factura de la luz. Muchos de ellos nacen de aplicar la lógica y el sentido común, pero es cierto que si no te lo recuerdan, no eres consciente del uso inadecuado que hacemos de la luz en muchas ocasiones. Esperamos que sean de utilidad y los apliques en la medida de lo posible. Si conoces otras formas de reducir el coste en cuanto a electricidad, estaríamos encantados de escucharlas.

Este ha sido el primer post de una nueva guía llamada trucos para ahorrar, donde podrás informarte sobre consejos para reducir las facturas domésticas a través de sencillos gestos. Para estar al tanto de nuestras novedades, síguenos en Facebook, Twitter o Google Plus o visita nuestro blog en Codigodedescuentos.com

Compartir esto en: