Consejos para ahorrar en la educación de los hijos

Entendemos que no hay nada que te preocupe más que la educación de tu hijo. Tomando este punto de partida, este post está dedicado a proponerte una serie de consejos para reducir tus gastos en formación y escolarización sin que la educación se vea resentida. Es más, en muchos casos podrá desarrollar competencias que le serán muy útiles para su futuro profesional y vital. A continuación realizaremos un viaje por las diferentes etapas de tu hijo o hija, comenzando por la guardería hasta los estudios universitarios. De esta forma, seguro que puedes aplicar alguna de nuestras recomendaciones.

Ahorrar educacion

En los primeros años de su vida…

El cuidado de los abuelos

La situación actual obliga a trabajar a padres y madres para enfrentarse a los múltiples gastos que se generan día tras día. Si tienes un hijo, tu primera decisión educativa será llevarlo a la guardería. A pesar de que entren dos salarios en casa, costear la matrícula y mensualidades de un jardín de infancia puede ahogar la economía doméstica. La solución pasa por dejar a tus hijos al cuidado de los abuelos. Te ahorrarás una gran cantidad de dinero y la presencia del nieto en la vida del yayo le revitalizará. Eso sí, es necesario que los abuelos vivan próximos a tu hogar y sean independientes. Es una de las pocas soluciones para contrarrestar la dificultosa conciliación familiar entre trabajo y educación. Del tiempo libre, ni hablamos…

La flexibilidad laboral

En caso de que tus abuelos no estén disponibles por la razón que sea, hay que intentar buscar otra alternativa para poder atender a tus hijos, pasar tiempo con ellos y evitar el desembolso de la guardería. Es posible que tu empresa tenga un programa de flexibilidad horaria para el cuidado de personas dependientes y lo desconozcas. Infórmate de la existencia de algún tipo de facilidad y consulta con tu jefe cómo podrías compatibilizar el trabajo con el cuidado del hijo. No pierdes nada por preguntar y podrías ajustar el horario con tu pareja, de tal forma que el niño siempre tenga una figura paterna que le guíe en los primeros años de su vida. Tener un buen balance trabajo-vida familiar es una de las cuestiones más importantes que existen por lo que dedícale el tiempo que sea necesario.

Fomenta el estudio de tu hijo

Fomentar estudio

Alimentar la sed de conocimiento del pequeño de la casa tiene una doble vertiente de beneficios. Por un lado, se autorrealizará como persona y por el otro, repercutirá positivamente en su rendimiento académico, lo que implica la posibilidad de acceder a becas de estudios para una formación superior. Si logra las notas necesarias para disfrutar de este tipo de descuentos, la economía doméstica respirará. Además, facilitará su futuro profesional por lo que tendrás que dedicar menos inversión a convertir a tu hijo en una persona independiente. Eso sí, el rol de los padres en esta recomendación es clave, y tanto tú como tu compañero sentimental deberéis implicaros desde las etapas más tempranas. Estudiar es un hábito que puedes construir a través de los siguientes consejos:

  • Debes comenzar a trabajar con él en este sentido desde infantil, ya que es la época donde empiezan a comprender que tienen un tiempo para jugar y otro para aprender. Aquí ya puedes aplicar rutinas en el hogar (hora de dormir, de comer, de tomar un baño…) que serán la semilla de una posterior costumbre de estudiar.
  • Apoya a tu hijo, pero nunca hagas las cosas por él. Dale las herramientas y sorpréndete de lo que es capaz de hacer por sí mismo.
  • Acostúmbrale a que prepare todo el material que va a requerir para sus tareas, de tal forma que no pierda tiempo buscándolo durante el desarrollo.
  • Es tan importante el tiempo de estudio como el descanso. Eso sí, es preferible que sus ratos libres estén programados para fomentar la creación de rutinas. Para medir cuántas horas es aconsejable que dedique a los libros, toma como medida la duración de sus clases.
  • La finalización de una tarea finaliza cuando se han recogido los materiales empleados y todo está en su sitio. El orden es una de las condiciones para generar un hábito a largo plazo.

La lectura le hará libre

Situamos este consejo inmediatamente posterior sobre la cuestión del estudio debido a que tienen muchos nexos en común y se aprenden en las primeras etapas de la educación. Hay que fomentar la afición a leer desde la infancia y adaptar los textos a la edad del lector. El niño debe comprender lo que lee para valorar si le gusta la temática o no. Para ahorrar en la lectura, traemos dos opciones en función de los gustos de los padres. Si eres de los clásicos, puedes fomentar esta afición apuntando a tu hijo a una biblioteca, de tal forma que adquiera la rutina de alquilar libros por una temporada para devolverlos después. Es una práctica económica que va perdiendo adeptos a pesar de sus múltiples bondades. Si prefieres educar con las últimas tecnologías, una herramienta que reducirá el gasto en lectura es el libro electrónico. Ayudará a familiarizarse con las tecnologías desde pequeño y podrá disponer de una gran cantidad de títulos cuando quiera.  El mejor E-reader del mercado es el Kindle de Amazon, puedes comprarlo a un precio más económico utilizando los códigos promocionales disponibles para Amazon.es. Otra opción muy interesante sería un ipad o tablet con android e instalarle la aplicación de lectura Kindle, dos tiendas online que te recomendamos para estas compras serían Fnac o Redcoon


Educacion kindle

Para sus comienzos en el colegio…

La educación pública, antes que la privada.

Apostar por los servicios de educación públicos va a ahorrarte una importante suma de dinero. La matrícula y mensualidades de los colegios privados en muchos casos no está justificado, especialmente si comparamos las prestaciones con la educación pública. Si tienes cerca de tu casa un centro de enseñanza público acércate para valorar las instalaciones por ti mismo y pregunta sobre los servicios de comedor, actividades no lectivas y asociaciones de padres. Con la información en la mano te darás cuenta de las bondades de la educación pública y lo más importante, la formación de tu hijo no se verá resentida ni un ápice. Una enseñanza de calidad al alcance de tu bolsillo es posible.

Si el colegio puede ser bilingüe, mejor.

Esta debe de ser una de tus prioridades para ahorrar a largo plazo. Sí, estás leyendo bien. Olvida esa idea de que aprender un idioma va a costarte un ojo de la cara. Si la formación de tu hijo se imparte en dos idiomas desde las primeras etapas de su educación, el aprendizaje será más sencillo y más barato que matricularle en una escuela de idiomas en edades más avanzadas. Los responsables de educación pública están centrando sus esfuerzos en llevar a las aulas la lengua inglesa. En los últimos años, se ha conseguido adaptar gran cantidad de colegios públicos de Infantil y Primaria, por lo que revisa los centros más próximos y sus servicios relacionados con un tema tan trascendental como los idiomas.

Hablar dos idiomas es un mínimo que cualquier persona debería disponer y facilitará su incorporación laboral cuando esté pensando en acceder a su primer trabajo. Sin duda es una cuestión capital, por lo que no tomes el idioma como una actividad extraescolar: es su futuro.

Cuidado con el material escolar

Sea cual sea la etapa educativa que esté atravesando tu hijo, el material escolar tiene un elevado coste si compras sin pensar. En este sentido, puedes reciclar los libros del hermano mayor o de un amigo. Si tienes que comprar, te recomendamos reservar tus libros con antelación, realizar un inventario con los materiales que tienes disponibles en casa y ajustar el precio en suministros como la tinta para la impresora. Si quieres obtener más claves detalladas sobre el material necesario para los estudios de tu hijo, te sugiero que eches un vistazo a nuestro post sobre la vuelta al cole.

Material escolar

Decisiones después de la educación obligatoria

La elección de los estudios, un momento clave.

Lo que más dinero te va a ahorrar es acertar en las decisiones educativas. Es decir, conseguir que tu hijo disfrute y aproveche los campos de conocimiento que ha elegido. Una elección apresurada e impulsiva puede traer consigo el rechazo a la materia estudiada, con la consecuente pérdida de tiempo y dinero. A la hora de elegir las optativas en secundaria, la rama de conocimiento en bachillerato o la carrera en la universidad, debemos reflexionar profundamente. Y lo que es más importante, hay que hacerles partícipes de sus decisiones. Es importante que tengan claro qué tipo de profesional les gustaría ser el día de mañana para llevar a cabo un plan educativo que sea satisfactorio para hijos y padres.

Especialmente te recomendamos una reflexión profunda cuando tu hijo ha acabado el bachillerato y debe decidir si hacer una carrera universitaria u optar por la formación profesional. Si tienes dudas con el potencial de tu hijo, es conveniente que hables con profesores y orientadores. En caso de que se decante por la universidad y posteriormente encuentre limitaciones que le impiden sacarla adelante, te costará un dineral. Obtener títulos que le preparen para el mundo laboral como la formación profesional podría ajustarse más a su capacidad.

Ahorra con la Universidad a distancia

Después de analizar las posibilidades de tu hijo, la decisión final es estudiar una carrera universitaria. En caso de que la disciplina deseada no esté disponible en tu ciudad, conviene apostar por la educación pública a distancia en vez de costearse una universidad privada, cuyo gasto puede aproximarse tranquilamente a los 6000 euros anuales. Además, tu hijo a veces no obtendrá un título oficial, pues hay escuelas de negocios que ofrecen formación no reglada como si fueran carreras pero de convalidación no oficial. Por lo que en caso de tener que recurrir a la Universidad privada, por lo menos que las titulaciones que impartan sean reconocidas oficialmente.

Las nuevas tecnologías favorecen el estudio a través de Internet y formarse a distancia es una de las tendencias que más crecerán en los próximos años. No sólo ahorrarás dinero, ya que su hijo dispondrá de más tiempo para formarse en otros aspectos o buscar un empleo a tiempo parcial.

Si trasladarse a otra ciudad es una obligación…

En algunas situaciones no será posible adherirse a un programa de estudios a distancia y tu hijo deberá hacer las maletas y cambiar de ciudad. Ya hemos visto en otras entradas de nuestra guía para ahorrar la multitud de gastos que entraña una vivienda, por lo que a continuación te citamos los trucos más adecuados para el alojamiento de tu hijo:

  • La opción más barata para alojarle es un piso compartido, donde el futuro graduado aprenderá a ser más responsable e independiente.
  • Es más económico que se lleve un tupper a la universidad aquellos días que tenga que quedarse a comer que pagar el menú de la universidad.
  • Para distancias cortas, el vehículo más rentable es la bicicleta. Si necesita coche, hay que tratar que utilice un coche compartido con otros estudiantes.
  • Obtener el carnet de estudiante de la Universidad le permitirá disfrutar de descuentos para actividades deportivas y culturales.

La formación online es una gran oportunidad

Tu hijo aprenderá mucho más deprisa que tú si pones a su disposición un ordenador e Internet. Con la adecuada supervisión, su conocimiento sobre informática evolucionará de forma autónoma, y podrá desarrollar competencias que en el mundo actual son básicas para acceder a un puesto de trabajo estándar. ¿Cómo supervisar a tu hijo con el ordenador? Muy fácil, a través de la activación de aplicaciones de control parental. Suelen ser gratuitas. Conforme aumente tu confianza de tu hijo y se vaya haciendo mayor, puedes ir eliminando algunas barreras activadas en la aplicación.

Formacion online

Más adelante, se puede plantear educarse a través de los MOCC, que son cursos online masivos y abiertos. ¿Esto qué significa? Pues es muy sencillo: son cursos donde no existe limitación en las matriculaciones, los puedes seguir online y tienen un carácter gratuito. Puedes encontrar este tipo de servicios en Floqq, Tutellus, Formacionamedida o redAlumnos.  ¡Consulta estas webs para que la educación familiar no sea un problema!

¿Estudiar un MBA? No es necesario….pagarlo.

Una opción común para complementar tu formación universitaria es cursar un MBA (Master in Business Administration). El coste de un curso de estas características supone gastar miles de euros que puedes ahorrarte a través de la siguiente idea auto-didacta. Puedes adquirir los conocimientos vertidos en este programa a través de un sencillo libro titulado “Personal MBA” que puedes comprar o descargar en tu libro electrónico. Puedes adquirirlo en Amazon.es desde aquí, pero recuerda consultar Codigodedescuentos.com para conseguir tu código descuento con el que rebajar el precio de tu pedido.

Antes de pagar una millonada en un máster o curso, te recomendamos que revises la bibliografía sobre el tema, ya que puedes formarte gastando mucho menos.

Si empiezas tarde con los idiomas…

Todavía estás a tiempo de aprender uno a través de aplicaciones, cursos online o la propia televisión. Algunas apps gratuitas que pueden ayudarte en la formación de una segunda lengua son Duolingo, Busuu, uSpeak o Babbel. Respecto a los cursos online, visita Vaughan English o Mansión Ingles. Recuerda que puedes aprender sin costes, pero deberás ser constante. La última opción que te traemos es agudizar tu oído a través de los programas de radio y televisión retransmitidos en inglés u otros idiomas. Por ejemplo, en rtve podrás ver múltiples programas y películas en versión original. Sin duda es una alternativa económica y entretenida. En definitiva, ¡No tienes excusas para aparcar tus idiomas!

Financiar la educación

Hipotecarte la vida por formar a un hijo no es una conducta recomendable. Esa es la conclusión que se puede obtener de analizar algunos casos en países como EE.UU. donde los padres arriesgan el futuro de la familia por costear la universidad o acceder a un máster. Muchas de las quiebras familiares vienen de una caída de los ingresos que desemboca en no poder atender los gastos que tienen por sobre-endeudarse para poder pagar unos estudios superiores.

Desde Codigodedescuentos.com siempre tratamos de darte consejos que aporten seguridad a la economía familiar, y la financiación de la educación no va a ser una excepción. Por tanto, con previsión de que tu hijo vaya a estudiar una carrera o un máster en el futuro sería conveniente la contratación de productos financieros que te permitan ir ahorrando de manera progresiva en el tiempo. Los más comunes suelen ser los planes de ahorro, con los que ir aportando pequeñas cantidades todos los meses y que los podrás rescatar parcialmente o totalmente cuando lo precises, sea para un tema de urgencia o finalmente con el fin establecido de costear los estudios superiores de tu hijo. Estos planes de ahorro, los puedes contratar en cualquier entidad financiera de proximidad. Lo único que te recomendamos es que compares mucho, ya que pueden ofrecerte diferentes tasas de interés que harán que te salga más a cuenta. Y además evitarás pagar alguna molesta comisión. Un sugerencia interesante en este sentido es consultar las entidades financieras especializadas en Internet, ya que no suelen tener comisiones.

Igualmente si ya tienes un importe reservado lo que puedes es crear un depósito de ahorro o también llamados plazos fijos. En este sentido ING suele ofrecer muy buenos rendimientos con total disponibilidad. Consúltalo aquí. Si quieres comparar con otros productos financieros, pásate por nuestra sección de seguros o productos financieros para acceder a otras compañías con descuentos.

Por último, te recomendamos que hables con tu hijo sobre el esfuerzo realizado a través de estos activos financieros. Si comprenden el sacrificio realizado, seguro que aprovechan más su formación superior para que estés orgulloso de ellos. Un libro que puede ayudarte a transmitirles el valor del dinero es “Padre rico, padre pobre” disponible en Amazon. Se trata de un best seller que podrás adquirir a un precio especial gracias a nuestros descuentos promocionales.

Financiacion educacion

Para recapitular, la mejor lección que que podemos darte es que planificar con tiempo y dedicación la educación de tu hijo va a suponer conseguir una formación de calidad, asumible económicamente y enriquecedora. Además, es muy importante que participes de forma activa en el crecimiento personal de tu hijo, ya que los padres juegan un papel clave en este sentido. Comprobarás como aprendes tanto como él/ella. Durante este post hemos tocado temas muy dispares relacionados con la reducción de gastos que puedes encontrar detallados en nuestra guía de trucos para ahorrar. Recuerda que Codigodedescuentos.com está presente en redes sociales como Facebook, Twitter o Google Plus, y que puedes estar al tanto de las últimas novedades respecto a descuentos online a través de nuestro blog.

Compartir esto en: