Consejos para ahorrar con los seguros y reducir el importe de la póliza

Nos gustaría comenzar este post trasladándote una sola idea: no te vamos a recomendar el mejor seguro, ni el más económico, ni el más completo. Queremos darte las herramientas para contratar el mejor servicio de acuerdo a tus necesidades y circunstancias personales. Además, vamos a contarte los factores que tienen en cuenta las aseguradoras para diseñar sus ofertas. ¡Aprende a ahorrar e infórmate sobre las claves de los seguros!

Ahorrar seguros

Consejos generales

Antes de valorar las características específicas que definen a cada uno de los seguros más habituales en la economía doméstica, te damos unos consejos globales que puedes aplicar a cualquier contratación. Además, te permitirán formarte una idea sobre este gasto si andas algo despistado.

Los comparadores

Sin duda es tu herramienta fundamental y tu principal aliado para sintetizar las diferentes propuestas de las compañías y elegir a conciencia. Este tipo de webs gratuitas te ofrecen información detallada sobre las coberturas incluidas en cada póliza entre las mejores posibilidades del mercado. Son servicios que se actualizan cada día y te permiten contratar tu servicio siendo plenamente consciente de seleccionar aquel que mejor calidad-precio te brinda. Además, son navegadores muy sencillos que te devuelven la información en segundos.

El funcionamiento de los comparadores web suele ser el siguiente: seleccionas el seguro que quieres contratar y respondes a una serie de cuestiones que ayudan a perfilar los servicios y las compañías más convenientes para ti.

Si quieres probarlo por ti mismo, te recomendamos que eches un vistazo en Rastreator y Acierto para descubrir las ventajas de este servicio.

Eso sí, queremos aclararte que no todas las aseguradoras tienen las mismas cláusulas y que los resultaron que arrojen los comparadores no son exactos. Es una estimación que te permitirá establecer un ranking de las mejores opciones, pero el importe exacto te lo proporcionará la aseguradora una vez le solicites el presupuesto y des tus datos de forma exacta.

Por último, nos gustaría aconsejarte que no escatimes en el precio de cualquier tipo de póliza. Si contratas lo más barato que veas, a pesar de que pueda parecerte una compañía de confianza, después encontrarás problemas en caso de que surja un problema y tengas que solicitar una indemnización. Ya sabes, nadie da duros a pesetas. Así que antes de decidirte, podría ser interesante pedir opinión sobre la empresa a conocidos o familiares, o bien acudir a Internet para contrastar el servicio ofrecido con los clientes.

Asesoramiento para Pymes

Si tienes un negocio y andas algo perdido con el tema de los seguros para pequeña o mediana empresa, Axa te ofrece un práctico asesor de seguros online. Si quieres estar completamente protegido, con unos simples clics la aplicación te devolverá las mejores opciones para tu negocio, teniendo en cuenta el sector en el que estás encuadrado, la actividad que desarrollas y los bienes o empleados que forman tu empresa.

Consideraciones para la forma de pago

Si es posible, realiza un único pago de tu póliza cada año. Optar por cuotas mensuales o trimestrales va a suponer un mayor importe total, debido a que tendrás que soportar gastos administrativos por la gestión. Por otro lado entendemos que la mayoría de las familias españolas prefieren repartir sus gastos durante todo el año para no tener problemas económicos, por lo que distribuye tus pagos si es necesario.

Varios seguros, misma aseguradora

En el caso de que estés pensando en contratar varios seguros, podría ser interesante agruparlos en una misma aseguradora. Esto aumentará el importe que tendrás que pagar, lo que podría otorgarte descuentos por volumen. Además, seguro que la aseguradora te cuida mejor como cliente si contratas muchos de sus servicios y te premia con bonificaciones u otras ventajas para tu bolsillo.

Nuestras recomendaciones

Desde Codigodedescuentos.com nos gustaría recomendarte algunas compañías que se caracterizan por su flexibilidad y experiencia. Puedes visitar Mapfre, Lineadirecta o Génesis. Si quieres consultar otras alternativas, puedes acceder a nuestra sección de seguros y productos financieros pinchando aquí. A través de nuestra web puedes conseguir cupones de descuento para todas estas webs, de tal forma que puedas reducir el precio de tus pólizas de forma totalmente gratuita.

Seguro de hogar

Si estás pensando en contratar un seguro para tu vivienda, te damos las claves para que pagues una cuota ajustada a tus necesidades.

Compara precios de aseguradoras

Encontrar el mejor precio pasa por comparar el máximo de servicios valorando las coberturas que ofrece cada alternativa. Te recomendamos que antepongas aquellas aseguradoras que muestren una mayor flexibilidad a la hora de diseñar las cláusulas que compone el contrato.

Analiza las cláusulas detenidamente

Es importante que revises las características que te ofrece cada aseguradora. Puedes prescindir de algunos extras para reducir el importe, ya que hay algunas coberturas que podrían ser completamente inútiles para ti. Por ejemplo, hay compañías que pueden tratar de “colarte” seguros para tu tablet o tu smartphone. Piensa si realmente te merecen la pena, ya que si no tienes tablet o tu móvil no es de alta gama, ¿Para qué asegurarlos? En definitiva, analiza el riesgo de cada partida de acuerdo a tu situación personal y decídete por aquella que mejor se adapte a ti.

Una casa más segura es una póliza más barata

Si tu hogar cuenta con medidas de seguridad adicionales, la aseguradora va a percibir menos riesgo y te va a cobrar una menor cantidad de dinero. Las prácticas más comunes para disminuir la posibilidad de robo son instalar una alarma se seguridad, añadir cerraduras en la puerta principal, reforzar las ventanas u optar por una puerta blindada. De la misma forma podemos reducir nuestro seguro del hogar si ponemos detectores de humo para evitar incendios o aislamos nuestras tuberías. El kit de esta cuestión es valorar si nos sale a cuenta reforzar la seguridad de nuestra casa en función de la rebaja que nos prometa la aseguradora. ¡A hacer cuentas!

Evita las duplicidades

Asegúrate de que no existen cláusulas duplicadas en tu seguro de hogar y el seguro de la comunidad de vecinos. Estarás pagando dos veces por un mismo servicio, por lo que puedes prescindir de uno de ellos. Obviamente, será más sencillo –o menos complicado- negociar tu seguro privado que tratar de ponerte de acuerdo con el resto de vecinos del edificio.

Seguro de coche

Como bien sabrás, el seguro de tu vehículo es una obligación establecida por ley y debes hacerte con uno antes de echarte a la carretera. A continuación puedes leer las claves que conforman la elección de la póliza más conveniente para tu perfil de conductor.

Seguro coche

Las compañías de venta directa son más baratas

Aquellas aseguradoras especializadas en la contratación de seguros a través de Internet o teléfono pueden ofrecer precios reducidos y focalizan sus ofertas al público más joven. Ante igualdad de condiciones con una aseguradora tradicional, estas compañías te ofrecerán una tarifa menor debido al ahorro de costes que supone la ausencia de un establecimiento físico.

Nuestro perfil, un factor decisivo

El precio de nuestra póliza va a variar en función de cuáles sean nuestras características, nuestra experiencia, el tipo de vehículo y otros aspectos que veremos a continuación. En función de estos factores, nuestras necesidades serán diferentes y las aseguradoras ajustarán sus ofertas valorando el riesgo de la operación. Para facilitar la identificación de tu perfil, exponemos las variables que se tienen en cuenta. Esto te servirá para comprender mejor las propuestas para tu seguro.

  • Edad y sexo: Los datos demuestran que los jóvenes entre 18 y 25 años tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente, circunstancia tenida en cuenta por las aseguradoras. La prima aumenta especialmente si se trata de un varón, ya que presentan cifras de siniestralidad más elevadas que las mujeres.
  • Siniestralidad y experiencia: Cuanto más limpio esté tú historial de partes a las aseguradoras, más barato te resultará. Una vez contratada, si estás una buena temporada sin sufrir ningún accidente con el coche tu aseguradora te recompensará con bonificaciones. Por otro lado, cuantos más años lleves al volante, más posibilidades existen de conseguir un precio más atractivo.
  • Puesto de trabajo: La definición de tu profesión también va a variar el importe. Puedes probar las diferentes categorías laborales que definen los comparadores anteriormente recomendados para valorar qué profesiones tienen más riesgo.
  • Historial de multas: Si has cometido numerosas infracciones y eres de los que pisa el acelerador más de la cuenta, el importe de la prima se disparará.
  • Tipo de vehículo: A mayor potencia, más riesgo de accidente, mayor cuota. Por eso recomendamos que si eres joven, optes por un coche de segunda mano de gama baja para ahorrar en el seguro. Además, es preferible que te olvides del “tunning”, ya que incorporar piezas que no vienen de serie en tu coche acarreará una subida más.
  • Condiciones de seguridad: Hay algunos factores que te van a permitir reducir el gasto como guardar tu coche en un garaje por las noches o instalar una alarma antirrobo en el vehículo.

El seguro más adecuado, en función de la antigüedad

De todas las variables anteriormente descritas, la antigüedad del vehículo suele orientar el tipo de seguro más adecuado para nuestro perfil. Tener esto claro podría ser un buen punto de partida para comparar las aseguradoras más atractivas.

Si tu coche tiene hasta 4 años de antigüedad, lo más lógico es tener un seguro a todo riesgo. A partir del quinto año ya no te va a compensar pagar por un seguro con todas las coberturas, por lo que podría ser interesante renegociar la prima y los servicios prestados. En esta situación te aconsejamos solicitar un seguro a terceros ampliado con cobertura para lunas, robo e incendio. Si el vehículo está entorno a la década, apuesta por el seguro a terceros más básico para conseguir un precio reducido.

Las franquicias, una opción a tener en cuenta

En pocas palabras, la franquicia consiste en abonar una cantidad de dinero fija en caso de accidente a cambio de una reducción considerable en la cuota del seguro. No resultaría interesante si eres un conductor con experiencia y precavido, o bien utilizas el coche en pocas ocasiones y sueles circular por carreteras seguras.

Seguro de salud 

Últimamente te habrás dado cuenta del aumento de anuncios en televisión sobre seguros de salud privados. El descenso de sus precios y los recortes en sanidad pública están llevando a algunas personas a plantearse contratar uno de estos servicios.

Seguro sanidad privada

¿Cuándo optar por la sanidad privada?

Si la economía familiar lo permite, hay algunas circunstancias que pueden justificar la contratación de un servicio privado. En caso de que tú o alguno de tus familiares estén atravesando por una enfermedad y tengan que acudir a urgencias de forma habitual, podrías garantizar una atención inmediata que nuestra sanidad pública actual no puede igualar. Otro argumento a su favor son las listas de espera. Si necesitas una operación a corto plazo, tendrás muchas menos personas por delante esperando a ser intervenidas. Además, la sanidad privada te permite escoger el médico de cabecera o el especialista que consideremos adecuado.

En definitiva, es una opción recomendable si tienes dependencia periódica para cuidar tu salud y necesitas evitarte los colapsos pertenecientes a la sanidad pública.

Huye de ofertas promocionales

Si te has decidido por este tipo de seguro, nuestra primera recomendación es que no te dejes influenciar por las promociones puntuales que lanzan las compañías. Suelen ser ofertas encorsetadas en una serie de servicios que difícilmente se ajustan a tus necesidades. Es preferible seguir la mecánica expuesta en el apartado de consejos generales y comparar en función de tus demandas como paciente.

Reflexiona sobre las coberturas médicas

Hay tantas coberturas diferentes como disciplinas de medicina. ¿Necesitas cobertura para todas? Obviamente, no. Nadie coge todas las enfermedades posibles a lo largo de su vida, así que echa un ojo a tu expediente médico para valorar cuáles pueden ser más rentables para ti. Servicios como odontología, psicología o prestación médica en el extranjero pueden disparar el precio de tu poliza y es posible que jamás tengas que hacer uso de ellas. Te recomendamos que cubras las situaciones más comunes y sólo contrates este tipo de servicios tan concretos si realmente va a merecer la pena.

Cuidado con los plazos de cancelación

A diferencia de los seguros del coche, por ejemplo, los contratos de sanidad privada vencen a 31 de Diciembre, sin importar cuándo hayas efectuado la contratación. Esto significa que si quieres oponerte a la prórroga del servicio contratado deberás notificarlo a tu aseguradora dos meses antes del fin de año. Es decir, si quieres cambiar de compañía o eliminar servicios privados de tu economía familiar, ponte en contacto con ellos antes del 31 de Octubre.

Factores que dictan el precio de la póliza

Identificamos tres variables que van a modificar el importe a pagar: la edad, el sexo, y el número de asegurados.

  • Respecto a la edad, hay tres momentos vitales en los que el precio se va a disparar debido a los cuidados asociados a cada época de la vida. Asegurar a un recién nacido o un niño te supondrá un elevado desembolso ya que requieren múltiples servicios de pediatría. Otro momento “caro” es durante los 25-30 años, ya que es la época donde las aseguradoras consideran que las personas se plantean tener un hijo, con todos los gastos que conlleva. Poco a poco, tu prima irá aumentando hasta llegar a los 70 años, donde plantearse cambiar de aseguradora sea una quimera debido al riesgo que perciben este tipo de compañías.
  • En cuanto al sexo, las pólizas aumentan el precio si eres una mujer. La razón es que requieren un mayor seguimiento por parte de los médicos, debido a su condición reproductora.
  • Por último, cabe valorar la posibilidad de asegurar a más personas dentro del mismo techo. Puedes ahorrarte hasta un 30%  si incluyes a algún familiar más u obtener un precio especial al contratar una póliza para toda la familia. En este caso, volvemos a pedirte que te detengas a reflexionar las necesidades médicas que tiene cada integrante de la casa.

Analiza tu localización

Antes de firmar cualquier contrato, estudia el número de hospitales que se incluyen en la oferta de la aseguradora y valora la distancia hasta tu casa. Principalmente comprueba los especialistas que tienes más a mano y el trayecto que deberías realizar hasta un servicio de urgencias. De nada sirve que hayas obtenido un precio atractivo si después no puedes disfrutarlo cómodamente.

Seguro sanidad familiar

Concluimos este post recordándote que la clave para estar contento con tu aseguradora es acertar en el servicio más favorable para ti. Por ello, invierte todo el tiempo que sea necesario en dar con la mejor oferta en el mercado. Si crees que podrías reducir otros gastos de la economía familiar puedes apoyarte en los consejos de nuestra guía de trucos para ahorrar. Además, puedes estar al tanto de las últimas novedades en promociones y descuentos de Internet a través de nuestro blog. Por último, no olvides seguirnos en Facebook, Twitter y Google Plus.

Compartir esto en: