Consejos para gestionar mejor las finanzas personales

Las finanzas domésticas han traído de cabeza a las familias españolas en estos últimos años y desde Codigodescuentos.com queremos poner nuestro granito de arena para ayudarte a controlar tus gastos y vivir de una forma más holgada. Si consigues eliminar tus deudas, cambiar algunos hábitos financieros e invertir con inteligencia, puedes lograr alcanzar la tan deseada independencia económica que te permita abordar el final de mes con tranquilidad. Si quieres dar un vuelco a tu situación financiera, continúa leyendo.

Finanzas familiares

Analiza tu situación financiera

En primer lugar, los más importante es párarse a estudiar cuál es la estado actual de tu economía personal y familiarCon esta sencilla operación podrás comprobar cuál es tu situación económica.

Así que agrupa por un lado el dinero en efectivo y el valor de todas tus propiedades (o activos) que tengan un valor significativo, y por otro el importe total de las deudas (o pasivos) que hayas contraído.

Una vez tienes claro, el dinero que debes y los activos que tienes, es importante que conozcas que para poder hacer frente a tus deudas necesitarás generar más ingresos que gastos. Y por tanto, lo que tienes es que aprender a gestionar el estado de flujos de efectivo, también llamado cashflow, flujo de caja, circulante o cuadrante del flujo del dinero.

Si en algún momento tu cashflow es negativo, estarás frente a un problema porque no podrás hacer frente a las obligaciones de pago de ese mes en concreto y necesitarás financiación, es decir, endeudarte nuevamente para cubrir tus pagos a corto plazo. Por lo que es extraordinariamente importante, trazar un plan para reducir gastos, aumentar tus fuentes de ingresos y en caso de que la deuda que tengas contraída, te genere unas cuotas mensuales a pagar demasiado altas, tratar de renegociar las condiciones hacia unas más favorables, para poder asumirlas.

Tus deudas, tendrán unas obligaciones de pago mensuales, que incluirán en esa cuota a pagar el concepto de los intereses a devolver (por haber contraido la deuda), así como el capital a devolver. Las cuotas a pagar se prolongarán a lo largo de una serie de meses o años en función del importe de la deuda que contrajerás. Ten en cuenta que en función de los interéses, si por ejemplo está referenciado a un interés variable como es el euribor, la cuota mensual podrá ir subiendo o bajando. O en el caso de los préstamos personales o microcréditos, cuanto más tiempo tardes en devolver un capital, más oneroso o caro se convertirá el préstamo para la salud de tu economía. Por lo que tendrás que dedicarle un tiempo a estudiarte como es el préstamo o hipotéca que tienes para poder incluirlo en tu presupuesto dentro de la partida de gastos.

Recuerda que No puedes estar constantemente endeudándote para resolver unas necesidades de pagos a corto plazo, ya que hacer la bola de deuda más grande solo hará más que generarte cada vez mayores problemas, debido fundalmente a los altos tipos de interés que suponen los créditos rápidos o micro créditos, y a que no estás atacando el problema fundamental de reducir gastos y aumentar ingresos.

Por lo que mucho cuídado con las refinanciaciones de deuda, especialmente con prestamistas privados o las empresas de préstamos rápidos que se anuncian por todos lados, ya que pueden llevarte directamente a la ruina o hacerte perder todo.

Si fueras una empresa podrías declararte en concurso de acreedores y renegociar una quita de la deuda antes de tener que cerrar y liquidar tu patrimonio. Las personas también pueden intentar algo similar, pero la diferencia es que resulta mucho más complicado lograrlo y por ende más fácil que te embarguen todos los bienes. Recuerda que en el caso de que te embarguen todos tus bienes y todavía con lo que se ha sacado por su venta en subasta no haya sido capaz de saldar la deuda que tenías contraída, todavía seguirás siendo un moroso dentro del sistema y que por tanto en caso de que tengas futuros ingresos o bienes en el futuro, los deudores segurián persiguiéndo el cobro de sus deudas. Así que resulta harto complicado salir de esta situación. Aunque no desesperes porque es posible, sigue leyendo qué puedes hacer.

De forma que en caso de una necesidad urgente de dinero lo que te recomendamos es que trates de vender una parte de tus bienes de manera urgente, como por ejemplo podrían ser metáles preciosos en los Montes de Piedad o en tiendas de “compro oro”, objetos antiguos de valor en antiquarios, u otros bienes materiales a través de empresas de compra de objetos de segunda mano estilo “Cash converters” o bien vendíendolos tu directamente por páginas de Internet de clasificados.

Salvada una necesidad puntual de ingresos tendrás que volver a la senda de trabajar para reducir tus gastos o bien incrementar los ingresos, para tratar de que la diferencia entre ingresos y gastos sea siempre positiva. Tengas cashflow positivo y por tanto puedas hacer frente a tus obligaciones de pagos, incluido la devolución de tus deudas o préstamos.

El dinero disponible es lo que nos va a permitir avanzar en nuestra vida diaria o vernos atrapados por las deudas. Es conveniente que repitas esta cuenta cada mes para medir la evolución de tus finanzas en el tiempo.

En caso de tener deudas, elimínalas

Antes de analizar otros aspectos relacionados con la economía familiar, como te explicábamos arriba, lo primero es saldar nuestras deudas. Esta va ser tu inversión más rentable.

Para eliminarlas de la forma lo más eficiente posible, hay que destinar todos nuestros esfuerzos económicos a aquellas que tengan mayor prioridad. En este caso, los plazos resultan claves. Cuánto antes pagues, menos intereses de demora sufrirás. De lo contrario, si no les otorgas la importancia que merecen van a crecer y crecer hasta que sean completamente inabordables. Tener deudas no sólo es sinónimo de vivir atado de pies y manos, sino que afecta a tu credibilidad para solicitar cualquier tipo de producto financiero en el futuro. Si eres un buen cliente, el sector bancario confiará en ti.

Una vez tienes clara la seriedad de la situación, lo mejor es que empieces por crear una lista con todas tus deudas, incluyendo el pago mínimo al mes de cada una de ellas y su tasa de interés. Con el fin de hacer frente a los pagos, deberás exprimir tus ingresos eliminando gastos superfluos. Como hemos dicho anteriormente, debes dar prioridad a las deudas que más pongan en peligro tu estabilidad financiera.

Eliminar deudas

Si ya te has desquitado de tus obligaciones más apremiantes, entonces puedes empezar a pensar en cambiar el chip para que esta situación no se vuelva a repetir.

Consejos sobre cultura financiera

Todas nuestras recomendaciones se podrían resumir en una sencilla frase: No gastes lo que no tienes. Sin duda es un garante de vida económica estable, pero como es más complicado de lo que parece, te proponemos los siguientes consejos.

Programa un presupuesto

Organiza un cuadro con las diferentes partidas de ingresos y gastos que presenta su economía familiar. Es importante que ambas corrientes de dinero estén debidamente desglosadas, de tal forma que podamos identificar dónde podemos corregir desviaciones. Una vez confeccionado, nuestra meta debe ser ajustar nuestros gastos de una forma responsable con nuestros ingresos familiares. Para obtener una tabla más completa y realista, es aconsejable que la confecciones con tu pareja y si tus hijos ya no son unos niños, podría ser interesante que empezaran a comprender las cuentas de la casa.

Presupuestos familiares

La clave de este sistema reside en invertir tiempo en actualizarlo semana a semana, con el fin de detectar los desajustes a tiempo para corregirlos. Es una sencilla herramienta que va encaminada a exponer si estás gastando por encima de tus posibilidades.

Para ganar tiempo y evitar errores de calculadora, te recomendamos que elabores la tabla en una plantilla de Excel o utilices alguna de las aplicaciones que podrás encontrar más adelante.

Huye de comportamientos compulsivos

Cualquier decisión que tomes sin valorar los factores que intervienen y las consecuencias que podría tener difícilmente va a ser un éxito. Y si estamos hablando de finanzas familiares, hay mucho en juego. Dedícale tiempo a cada uno de tus movimientos. Resulta muy peligroso tomar este tipo de decisiones a la ligera porque puedes incurrir en un gasto excesivo de una forma inmediata, mientras que tus ingresos suelen ser fijos y no sufren variaciones que permitan sufragar esta clase de despilfarros.

Si acumulas prácticas inconscientes como éstas, caerás en el déficit en el presupuesto familiar y volverás a encontrarte en problemas. Así que ya sabes, valora las consecuencias de cada compra o contratación y te ahorrarás sustos a fin de mes.

Limita los contratos con cláusulas de permanencia

Si quieres ser flexible para responder a imprevistos y no estar atado a gastos fijos que minan la economía familiar, evita contratos que te exigen un compromiso a largo plazo. En un mercado donde los precios de los servicios varían tanto, es necesario firmar contratos libres para aprovecharnos de las diferentes ofertas que podemos encontrar cada día.

Unifica los gastos

Agrupar todos los gastos en una misma compañía va a permitir que adquieras un mayor volumen como cliente, lo que te permitirá disfrutar de ventajas como descuentos o bonificaciones. Además, tu poder negociador aumentará y las empresas se mostrarán más flexibles, obteniendo precios más atractivos de los servicios. En este sentido, encontramos dos campos donde podrías plantearte unificar todas las facturas en una misma empresa. En primer lugar, sería interesante que integraras en la misma compañía tu servicio de telefonía móvil, fijo, internet y televisión. En segundo lugar, ganarías fuerza para futuras de negociaciones si aúnas todos los seguros del hogar en un mismo recibo.

La importancia de la educación

Para no caer en errores del pasado y tomar las decisiones por ti mismo, no hay práctica más enriquecedora que formarse sobre finanzas e inversión. Obviamente no estoy hablando de obtener un título universitario, pero sí podemos aumentar nuestras nociones en estos campos para decidir qué hacer con nuestro dinero y conseguir resultados exitosos.

Aprender finanzas familiares

En la actualidad los términos utilizados cada vez son más complicados, y los productos financieros entrañan numerosas cláusulas que debemos ser capaces de comprender. De esta forma podremos negociar con el sector bancario, las aseguradoras u otras entidades similares y salir victoriosos.

Si quieres formarte, lo más importante es la actitud. Tienes que estar abierto a leer libros, tomar cursos especializados, asistir a conferencias, charlar con un especialista, visitar blogs…cualquier fuente de conocimiento debe ser bienvenida para formarte una opinión contrastada de cualquier aspecto económico.
En este sentido, desde Codigodedescuentos siempre apostamos por la formación autónoma para ahorrar y aprender a tu ritmo. Si te interesa este tema, pásate por nuestro post sobre educación.

Aprende a proteger tu dinero sin que tengas que depender de nadie más y limitarás el riesgo de tus operaciones. Por último, si eres capaz de integrar a tus familiares en este plan de formación propia, obtendrás más puntos de vista para gestionar la economía doméstica. Si consigues inculcar a los más pequeños de la casa el valor de tu propina semanal, plantarás la semilla de futuros ahorradores que cuidarán hasta el último céntimo. ¿Te parecen pocos argumentos para empezar a aprender sobre las finanzas domésticas?

Sírvete de las finanzas online

Controlar tus gastos es más práctico si empleas los servicios de banca electrónica que oferta la mayoría de las entidades financieras. Esto te permite actualizar las entradas y salidas de dinero de tu cuenta en tiempo real, por lo que facilitarás el control del presupuesto. Además de controlar las domiciliaciones de los gastos, otros cargos en cuenta y el extracto de la tarjeta de crédito o débito. Podrás automatizar transferencias desde tu cuenta corriente hacia tu plan de ahorro o cuenta de ahorro cada mes por el importe que estipules interesante, sin tener que dar la orden manualmente.
En este sentido, la cuenta corriente de ING con o sin nómina, o la cuenta negocios para autonómos y empresarios, es bastante interesante porque no cobran comisiones. Está remunerada a un tipo de interés superior al del mercado. Y si la vinculas con la cuenta de ahorro naranja podrás sacarte un extra por tu dinero, estando éste siempre disponible. 
Valóralo y recuerda que tú siempre tendrás el control para modificar los servicios automáticos, pero cuantas más cosas pueda hacer un ordenador por ti, menos preocupaciones tendrás en tu día a día.

Banca electronica

Guarda los documentos más importantes

A pesar de que tengamos disponibles gran parte de la documentación online, conviene guardar en un lugar seguro los papeles referentes a hipotecas, contratos, pólizas de seguro, inversiones…cualquier documento que represente un activo o pasivo de tu economía doméstica. Es conveniente que siempre estén ordenados y actualizados, así como que tus familiares conozcan su localización por si tuvieran que echarle un vistazo a algún dato en un momento dado.

Utiliza aplicaciones gratuitas

Con el fin de controlar las entradas y salidas de efectivo y obtener valiosos informes para tu toma de decisiones, te traemos una serie de recomendaciones sobre aplicaciones móvil totalmente gratuitas que simplificarán la administración de tu hogar y te ayudarán a valorar mejor la situación familiar:

Si llegas algo justo a final de mes, la aplicación Tus gastos está especialmente pensada para apuntar cada gasto en el que incurres. Con una interfaz dinámica y sencilla, podrás ir anotando cada salida de dinero con su concepto. Lo realmente interesante es comparar mes a mes dónde se centran tus desviaciones para detectar compras impulsivas o imprevistos.

Si quieres administrar tus gastos a través de las cuentas del banco, no dudes en visitar la web Ahorro.net o probar la aplicación móvil Fintonic. Ambas alternativas se caracterizan por la sencillez, la seguridad y el ahorro de tiempo y dinero.

Si eres autónomo o tienes una pequeña empresa, quizás te interese facilitar la gestión de las facturas o los impuestos. Para ello, te traemos el servicio online Cuentica.com, que pone a tu disposición todas las herramientas que necesitas para controlar tu negocio. Además, puedes conseguir un 10% de descuento en la cuota del servicio de asesoría online si te aprovechas de nuestros cupones de descuento disponibles.

¡Ahora estás preparado para ahorrar!

A través de las herramientas anteriormente mencionadas, gozarás de una estabilidad económica que te va a permitir comenzar a ahorrar. Para este fin también tenemos algunas premisas que te servirán para alcanzar una independencia económica que te ayude a centrarte en otros aspectos realmente importantes de la vida. ¡A por ello!

Ahorro familiar

Crear un fondo de emergencias

Es la práctica más previsora y recomendable que puedes plantearte si quieres vivir con la tranquilidad de poder responder ante cualquier imprevisto de forma solvente. Crear un colchón de seguridad mes a mes va a hacerte más independiente, ya que ante una emergencia momentánea, podrás responder sin la necesidad de endeudarte o tener que cuadrar el presupuesto familiar eliminando otras partidas de gasto.

Para garantizar la utilidad de este fondo, es conveniente que no lo utilices para gastos fijos o algún capricho. Lo ideal es asegurarte que tu dinero está invertido en una cuenta bancaria segura, en la que puedes retirar el dinero en un corto espacio de tiempo. Y si consigues un buen tipo de interés, estarás generando más riqueza a través de apartar una pequeña cantidad cada mes. Hablando de cantidad, tú decides el importe que destinas a esta cuenta de ahorro. Deberás echar mano de tu balance familiar para calcular una cifra que te permita vivir cubriendo tus gastos sin excesos. Ya sabes, en el equilibrio está la virtud.

En definitiva, reservar un porcentaje de tus ingresos cada mes es una decisión inteligente para responder ante una pérdida de empleo, una avería en el coche o la enfermedad de un ser querido sin debilitar tus cuentas financieras.

Invierte con cabeza 

Con la adecuada formación y una cabeza fría, poner tu dinero en funcionamiento tiene menos riesgo que dejarlo parado, ya que tu dinero se devaluará. Para no caer en quiebras financieras de situaciones pasadas, revisa todos los contratos que firmas, estudia la letra pequeña y compara las diferentes opciones. Y si no lo tienes claro, consulta tus inquietudes a un asesor financiero que pueda aportarte una visión más profesional. El mundo de las finanzas cambia continuamente y es complicado estar al tanto de todo, por lo que déjate aconsejar si no estás seguro. A continuación te proponemos una serie de consejos generales para invertir con seguridad y no poner en peligro ni un céntimo.

  • Infórmate y compara instrumentos financieros. A la hora de invertir, el conocimiento es un arma decisiva para hacer dinero con seguridad.
  • Diversifica el riesgo. Imagina que depositas todo el dinero en un solo producto con elevada rentabilidad pero también con riesgo. Si funciona mal, podrías perder el dinero que has ganado con tu esfuerzo diario. Por ello, apuesta por diferentes instrumentos donde primen aquellos cuyo riesgo es menor para evitarte sustos.
  • El dinero, en movimiento. Si después de depositar un porcentaje de tus ingresos en el fondo de emergencia, sigue quedándote dinero sin gastar de forma periódica, plantéate invertirlo en un depósito o un plan de pensiones que te genere intereses. Si lo dejas en tu cuenta, el único que se beneficia es el banco. ¡Ponlo en circulación para seguir generando riqueza!
  • Apuesta por activos líquidos. Como hemos dicho antes, debes anteponer aquellos instrumentos financieros con un riesgo reducido. Lee la letra pequeña y asegúrate de que puedes convertirlo en efectivo en un corto espacio de tiempo.
  • Cuanto antes, mejor. Si has estabilizado los ingresos y gastos familiares, y el remanente mensual que obtienes es una cantidad fija, consulta cuanto antes las mejores opciones para invertir.

Independencia financiera

Si has eliminado tus deudas, te has preocupado por cambiar algunas rutinas de la economía doméstica y has aprendido nociones de ahorro e inversión, lo más probable es que nuestro presupuesto familiar haya abandonado los números rojos. A través de estas pautas y la administración del dinero responsable, podemos responder a cualquier imprevisto. Ahora es momento de sentirte orgulloso de los cambios realizados y mantener estas indicaciones de forma constante.

Si todavía quieres seguir aprendiendo más sobre finanzas personales, entonces te recomendamos el siguiente audiolibro que se llama “Padre Rico, Padre Pobre” escrito por Robert Kiyosaki. Y estos libros para emprendedores que tratan de forma más amplia el tema de la generación de ingresos y libertad financiera.

Es todo por nuestra parte, simplemente nos gustaría decirte que puedes acceder a otros trucos para ahorrar gracias a nuestra guía. Además, puedes visitar el blog de Codigodedescuentos.com para estar al tanto de los mejores descuentos y promociones de Internet. Por último, recuerda que puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter , Youtube y Google Plus.