¿Qué gastos tiene una tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son todo un símbolo de nuestros días, de hecho es el producto financiero más conocido y utilizado por todos. También se le ha considerado una de las principales causas del endeudamiento familiar en los últimos tiempos. A continuación vamos a conocer la utilidad de estas tarjetas y los gastos derivados de su disfrute. La finalidad de este artículo es desarrollar nuestra educación financiera y comprender el funcionamiento de este instrumento para hacer un uso responsable del mismo.

tarjetas credito

Utilidad de las tarjetas de crédito

A pesar de la mala fama que tienen actualmente, no podemos obviar los beneficios que nos aporta como usuarios. Un uso racional de las tarjetas puede hacernos la vida mucho más fácil sin incurrir en riesgos para nuestras finanzas personales. Las principales ventajas que encontramos son:

No existe necesidad de cargar con el dinero efectivo, con el riesgo que esto supone.

-Puedes acceder a un saldo superior del que tienes en la cuenta corriente, lo que te otorga flexibilidad.

-Obtienes financiación instantánea para afrontar imprevistos como un viaje de urgencia o la reparación de tu automóvil.

-Te permite obtener efectivo en cualquier cajero automático sea cual sea el momento del día.

-Puedes aprovecharte de descuentos y promociones especiales para productos y servicios.

-Puedes comprar productos o servicios en otras divisas sin necesidad de tener esa moneda en tu cuenta corriente o en efectivo, ya que la tarjeta te hace la conversión al momento de la compra. Por tanto, compras en moneda extranjera y te la convierte por sí misma a tu moneda local en el mismo momento, según el tipo de cambio que haya.

A continuación te mostramos un vídeo que te explica de forma muy clara las ventajas que tienen las tarjetas y te adelanta algunos de los problemas que veremos en el siguiente apartado. En menos de tres minutos te llevarás una de las lecciones más importantes: Las tarjetas de crédito no salen solas a comprar, tú eres el responsable de su uso.

Inconvenientes de las tarjetas de crédito

Si utilizas la tarjeta de crédito como medio de financiación habitual, los costes se van a multiplicar. Un uso indebido puede ponerte en situación de quiebra. Para evitarlo, lo mejor es conocer los diferentes peligros que presenta:

-Si pides más dinero del que dispones, realmente estarás pidiendo un préstamo con condiciones mucho más perniciosas que un crédito personal. La deuda generada va a traer consigo unos intereses de hasta el 25%, lo que es el principal riesgo de las tarjetas. Por ello, utilizar este medio de pago como una forma de financiación para acometer inversiones de cierta cantidad es un gran error. Para eso ya tienes el préstamo personal o el crédito. Si quieres conocer más información al respecto, visita nuestro artículo sobre productos financieros.

La facilidad de uso es un arma de doble filo. Aporta una comodidad en las compras que se puede traducir en un consumismo desmedido, lo que te lleva a comprar productos que no necesitas o no podrás pagar en el futuro. Sin duda, es uno de los principales motivos de endeudamiento.

Las comisiones suelen ser mayores que en una tarjeta de débito. Tratamos este tema a continuación…

Más costes derivados de su uso: las comisiones

En nuestro país se carga un gran volumen de gastos en materia de comisiones, así que mucho cuidado. Vamos a ver los diferentes tipos que te puedes encontrar… ¡Mantén los ojos bien abiertos!

Comisión por emisión o renovación: Al solicitar tu tarjeta, es posible que te carguen una cantidad fija en concepto de apertura.

Comisión por descubierto: Cantidad variable o fija que se activa cuando has excedido el límite de saldo dispuesto en tu tarjeta.

Comisión por reclamación de impagos: Si no tienes fondos y te reclaman cualquier cantidad de dinero, pueden surgir gastos por impago.

Comisión por retirada de efectivos: Cada red de cajeros va a cargarte comisiones diferentes. Obviamente si tratas de sacar dinero en redes diferentes a la tuya te va a costar más caro. Si sacas dinero de tu banco, no te cobrarán ningún gasto adicional en este sentido.

¿Todos los bancos cargan comisiones con sus tarjetas?

Puede que te hayas asustado un poco al leer las diferentes clases de comisiones que te pueden “caer”, pero no desesperes. No todos los bancos cobran comisiones. Echa un vistazo a las entidades bancarias que operan a través de Internet y te sorprenderás con las condiciones que ofrecen. Por ejemplo, un banco online que no cobra comisiones es ING Direct. Sus tarjetas son completamente gratuitas año tras año y podrás ahorrar hasta un 3% de combustible al repostar en estaciones como Galp y Shell.

tarjeta ing

Esperamos que hayas comprendido los pros y contras que tienen las tarjetas de crédito. Ya sabes, con un uso responsable puedes sacar partido de este medio de pago sin correr riesgos. Puedes consultar otros consejos de ahorro en nuestra guía de trucos para ahorrar o visitar nuestro blog para estar al tanto de nuestras novedades. Por último, recuerda seguirnos la pista en Facebook, Twitter, Googleplus y Youtube.