Lo barato sale caro. ¿Cuándo ahorrar en gastos no merece la pena?

A veces buscar la ganga, el chollo, el precio más barato…nos puede salir realmente caro. Si buscas el máximo ahorro y no tienes en cuenta las credenciales del vendedor, puedes acabar siendo estafado. Dedicamos este artículo a contarte algunos de los timos más conocidos en la actualidad, poniendo énfasis en los que te puedes encontrar a través de Internet. El crecimiento de las compras online y el uso masivo de las redes sociales es un caldo de cultivo perfecto para las estafas 2.0. Pon especial atención a las recomendaciones de seguridad que te vamos a indicar y vigila cuidadosamente lo que compras.

fraudes

Timos en la compra-venta de vehículos

Un mercado muy susceptible para la práctica de engaños es el de los coches de segunda mano, especialmente en aquellas plataformas de anuncios que funcionan a través de Internet. El estado del vehículo suele ser la razón del delito. En muchas ocasiones puedes encontrarte unas condiciones del coche inmejorables unido a un precio muy atractivo. El mayor foco de sospecha debe ser el kilometraje, que puede ser manipulado fácilmente con el objeto de reducir el uso que se le ha dado al coche.

Para detectar el timo, sospecha de precios muy baratos para coches casi nuevos y no confíes si el vendedor vive en el extranjero. Tener problemas para comunicarte con él directamente también puede ser una señal de alerta para ti. Por último, asegúrate de ver el vehículo y probar sus prestaciones antes de realizar la compra o anticipar cualquier tipo de pago.

Alquiler de pisos vacacionales

Las estafas sobre alojamiento suelen ser similares a la compraventa de vehículos: exagerar las condiciones del piso o apartamento. También es posible que el anuncio mienta sobre el entorno en el que se encuentra o las vistas de la terraza.

fraude vacaciones

Para no caer en estos trucos, aplica el sentido común. Un precio excesivamente bajo por un piso de primera probablemente sea un fraude. Para asegurarte de la veracidad de la oferta, consulta opiniones de otros inquilinos. Y si consigues pagar una vez hayas llegado a tu destino, reducirás el riesgo. En el caso de que las condiciones no sean las acordadas previamente, te das media vuelta y por lo menos no pierdes dinero.

Si necesitas reservar alojamiento vacacional, trata de hacerlo a través de plataformas que intermedien la operativa, a fin de que no te timen con la reserva, las más conocidas son Airbnb o Booking. Pero hay muchas más, consulta algunas de estas en la sección de hoteles y viajes de CodigodeDescuentos.com

Credibilidad de las tiendas online

Vigila los portales donde realizas tus pedidos online…esa tienda podría no existir. Para corroborar que se trata de un portal de confianza, debes estudiar algunos aspectos antes de comprar. Busca las condiciones legales y léelas cuidadosamente para comprobar la profesionalidad del vendedor. Otra medida que puedes adoptar es investigar sobre la web a través de comentarios u opiniones de otros usuarios. Estos temas los hemos tratado en profundidad en nuestra guía de compras por Internet.

Te recomendamos que te tomes las mismas precauciones en los anuncios de clasificados, aplicando siempre el sentido común. Nadie regala nada y si la oferta te parece demasiado buena para ser verdad, lo mejor es que te detengas y busques productos más confiables.

Números de tarificación adicional

Evita llamar a números que comiencen por 806,807 o similares ya que vas a tener que pagar un coste muy elevado por la llamada. Normalmente este tipo de fraudes están vinculados a concursos de televisión y ofertas de trabajo falsas. En ambos casos, el interlocutor tratará de alargar la conversación durante el mayor tiempo posible, te pondrá en espera…no llames a estos números bajo ningún concepto.

Falsificación de productos

Comprar artículos de marcas de lujo a través de tiendas online es peligroso si la tienda no es de total confianza. No hagas experimentos si estás pensando en comprarte un artículo caro por la red. Acude a las tiendas más conocidas y valora la lógica de los precios. Si caes en una web que presenta artículos de primer nivel a precios muy baratos, lo más probable es que te vayan a colar una falsificación o incluso que no te envíen nada y se queden con tu dinero.

falsificaciones

Falsos sorteos en las redes sociales

¿Un móvil gratis por hacer clic en “Me gusta”? ¿Un ipad por compartir una foto? Muchos de estos sorteos suelen ser un fraude. Para detectarlos, visita la página que lo ha publicado. Si sólo tiene una publicación y existen campos de información incompleta, probablemente no exista premio.

La finalidad de estos engaños suele ser conseguir nuevos fans, posicionarse mejor en las redes sociales con objeto de seguir estafando y por supuesto generar ingresos a través de sorteos induciéndote a que para participar en el sorteo incluyas tu número de teléfono con objeto de comunicarte el premio o similar. En realidad, lo que están haciendo es apuntarte a páginas de alertas y mensajes de suscripción al móvil que te cargarán cada vez que los recibas al teléfono. Y te supondrán graves incrementos en el coste de la factura. Por lo que si tienes dudas, de ninguna forma participes. A lo que te des cuenta del timo podrían haberte timado 30€ como mínimo y es dificil de recuperarlos, llevándote a perder mucho tiempo en llamadas a operadoras y reclamaciones diversas.

Ante cualquier sospecha, recuerda que en Facebook puedes pinchar en “Denunciar esta foto” y si mucha gente lo hace, eliminarán el anuncio. Por norma general, las grandes marcas no suelen pedirte que compartas una foto para acceder a un sorteo, por lo que puede ser un buen indicador de la veracidad.

No te fíes mucho de los sitios “Ofertas diarias o compras colectivas”

Seguro que conoces webs de ofertas diarias de cualquier clase de servicio. El principal problema que presentan este tipo de portales es que no siempre cumplen con las condiciones que ofrecen sus cupones. En otros casos, los descuentos ofrecidos no son reales, ya que inflan el precio original para que el cliente piense que el ahorro es mucho mayor. Este tipo de soluciones han generado un gran número de quejas a través de la red y la opinión general de este tipo de servicios es negativa.

Otra situación que puede acabar con tu paciencia es la imposibilidad de canjear los cupones que has adquirido. Imagina que tienes un descuento para un restaurante y cuando te diriges a él… el local ha cerrado sus puertas. Tratar de devolver el cupón es muy complicado y te darán largas hasta que se superen los 7 días de plazo para devoluciones. Y si logras conseguirlo, normalmente te darán crédito para seguir usando cupones, casi nunca dinero en efectivo. Si te interesa este tema y quieres saber más, te recomendamos este interesante artículo.

Ojo con los comerciales de energía

Las visitas de falsos vendedores de compañías de gas o luz se han convertido en un timo muy recurrente en la actualidad. Estas personas se presentarán sin avisar previamente en tu domicilio y tratarán de colarte un servicio, como la revisión de la caldera o el mantenimiento de tu instalación eléctrica. En otros casos, te ofrecerán un descuento en la factura o una promoción de la que nunca has oído hablar. No te fíes.

Su apariencia es muy profesional, ya que visten el uniforme de la empresa que tú tienes contratada y muestran certificados que les acreditan para desempeñar su labor (obviamente, falsificados). Una vez desarrollada la tarea, te pedirán que abones el importe de la factura, ofreciendo incluso un datáfono para utilizar la tarjeta de crédito.

Este tipo de estafa se dirige principalmente a las personas mayores, un colectivo más vulnerable que suele aceptar el servicio de estos “técnicos” sin hacer preguntas, al considerar que están velando por su seguridad. Para evitar llevarte un disgusto, sigue las siguientes recomendaciones:

-Sospecha de cualquier comercial que se presenta en la puerta de tu casa sin avisar con antelación.

-No facilites tus datos personales, tu compañía tiene todos los datos necesarios.

-Ponte en contacto con el servicio al cliente de tu compañía para asegurarte de que la visita no es un timo.

-No realices pagos directos al técnico que llega a tu domicilio.

-Pide el documento de identidad si sospechas del comercial y realiza las comprobaciones oportunas.

compra reflexiva

Ponemos punto y final a nuestro artículo sobre los fraudes más comunes en la actualidad. Piensa antes de actuar y no te dejes llevar por tus impulsos a la hora de comprar. Una ganga puede esconder un fraude detrás, y tu afán por intentar ahorrar puede ser una pérdida de dinero irrecuperable. Recuerda que puedes aprender otros consejos de ahorro en nuestra guía de trucos para ahorrar y seguir nuestras novedades en el blog. También puedes encontrar a Codigodedescuentos en Facebook, Twitter, Youtube y GooglePlus.